Tabaco - Fabricando Tabaco
GUÍA: Como fabricar tu propio tabaco.
Por oscarkumari


Para ir empezando:
Estas son las proporciones del tabaco que se vende: tabaco 30%, melaza 50% y frutas y especias 20%. El producto está generalmente garantizado por dos años.

Compré la melaza en Santiveri (herbolario), no es de los sitios mas baratos pero así me aseguré el que lo tenían (mas tarde buscaré sitios mejores, si todo sale bien).
Se presenta en bote de cristal de 375 gramos, le denominan melaza de caña, y me costó 4.50€.

La duración de esta melaza es de casi 2 años (para tomarla). Para nuestro proposito sera mucho mayor.


Fabricación de tu propio tabaco:
Comprar tabaco de pipa (con, sin sabor.....) o el más barato, como quieras.

El tabaco de pipa suele venir en bolsitas de plástico de 50gr. Para hacer la primera prueba, está bien con un paquete.
Yo realicé la prueba con este tabaco: Mac Baren (tabacco) Uncle Louie's / Bar selection, con un toque de sabor a ron.
Utilicé una esencia alimentaria de sabor a limón, que tenía ya en casa.

Paso a paso:
1. Colocas un cazo en el fuego al mínimo (siempre al mínimo).
2. Le pones 2 cucharadas soperas de agua destilada.
3. Añades 5 cucharadas soperas de melaza de caña de azúcar (en herbolarios y grandes superficies).
4. Remueves un minuto para que se mezcle, añades el paquete de tabaco de pipa (50gr.), desmigándolo con la mano para que caiga suelto.
5. Lo remueves lentamente para que se mezcle bien con la melaza y el agua. En todo esto no subas el fuego (siempre al mínimo).
6. Lo retiras del fuego y ya está.

En mi caso, le quise añadir sabor a limón:
1. Rallé un poco de cascara de limón, como una cucharadita de café.
2. En una sartén u otro cazo, con el fuego muy bajo, lo seco un poco sin quemarlo.
3. Lo añadí a la cazuela con el tabaco, y apagando ya el fuego, remuevo para mezclar.
4. Retiro todo del fuego y espero a que se enfríe.
5. Cuando este frío, añado el aceite esencial (alimentario), en este caso de limón, unas 15 gotas (al gusto). Siempre se puede añadir más tarde al paquete.

Preparación final:
1.Mezclar y meter todo en una bolsa pequeña de plástico de las de congelar, y despues en la bolsa plástica que traía el tabaco de pipa.
2. Cerrar bien y guardar en lugar fresco y ligeramente húmedo.

Esta mejor dejándolo 24h, para que la melaza penetre y empape bien el tabaco.

Los sabores pueden ser tantos como aceites esenciales alimentarios encontréis (en herbolarios, centros comerciales,etc...).
Pensad que los flashes, golosinas, postres, etc. utilizan estos aromas, por lo cual las posibilidades y combinaciones son infinitas.

Creo que perfectamente se puede añadir a la receta original que puse una cucharada de tipo café con glicerina, al principio, cuando se calienta la melaza. En cuanto a cantidad, no creo necesario que necesite más de esa cucharada.

Lograremos un tabaco con sensación de un poco más de humedad, la conservará durante más tiempo y será un poco más compacto.
Además hay que procurar que tenga los mínimos aditivos posibles. El tabaco es de mejor calidad, de precio sale estupendo, y al fumarlo es exacto al que se compra. El sabor es un poco más suave, porque no quise ponerlo muy fuerte en la primera vez, pero solo es cuestión de añadirle un poco más de aroma.

Aquí pongo otras aplicaciones de la melaza, por si os sobra al hacer el tabaco y queréis tomarla como tratamiento.

La Melaza:
Procede de la fermentación de cereales; es de sabor dulce y un producto rico en vitaminas y minerales.
La melaza es el producto de la fermentación de cereales, concretamente del maíz y de la cebada.
La fermentación de un alimento mejora su digestibilidad y su valor nutritivo, ya que los microorganismos responsables del proceso (levaduras, mohos...); transforman los compuestos complejos del alimento tales como: hidratos de carbono o glúcidos, proteínas y grasas, en azúcares sencillos, aminoácidos y ácidos grasos libres respectivamente, más fáciles de asimilar por parte de nuestro organismo. Además, durante este proceso, los microorganismos también sintetizan vitaminas.

Se trata, por tanto, de un complemento de alto valor nutritivo, rico en diversas vitaminas y minerales (vitaminas del grupo B, potasio, calcio, ácido fosfórico, hierro, cobre, magnesio...).
Al ser la materia prima un alimento rico en hidratos de carbono (harina de maíz, cebada), se trata de un producto con valor calórico importante, por lo que se ha de hacer un consumo razonable y moderado. Combina bien con pan o tostadas o galletas e incluso en preparaciones con frutas.
Como resulta tan fácil su digestión, es interesante tenerlo en cuenta como complemento dietético para personas con el aparato digestivo especialmente sensible; ancianos, convalecientes, etc.
Por su alto aporte de hidratos de carbono, es un buen complemento para aquellas personas que realizan trabajos físicos y mentales intensos o para deportistas, etc.
Suele presentarse en tarros de 500 a 1.000 gramos.
Debe conservarse alejado de la luz directa del sol y en lugar fresco y seco.
Hoy habia 1 visitantes (10 clics a subpáginas) ¡Aqui en esta página!
=> ¿Desea una página web gratis? Pues, haz clic aquí! <=